La CENTRAL NUCLEAR DE GOLFECH, situada cerca de Toulouse, inició hace más de un mes, el 1 de julio, su vigésima parada de recarga de combustible y trabajos de mantenimiento general de la unidad 1 (1.300 MW).

Dentro del programa de actividades previsto para la parada, ENWESA está realizando importantes trabajos mecánicos de la prestación integral en el mantenimiento de válvulas.

ENWESA lleva más de 12 años dando servicio en diversas actividades a las centrales nucleares francesas con contrato directo con su propietaria EDF. Para ello, ENWESA, además de estar homologada y cumplir con las cualificaciones y requisitos exigidos para el mercado nuclear francés, dispone de un importante equipo humano formado por técnicos altamente cualificados y dirigidos por una organización propia en Planta con las funciones completas de gestión, control técnico y radioprotección.

Tanto la formación y la prevención de riesgos como la cultura de seguridad nuclear y HuP son pilares fundamentales sobre los que ENWESA actuará durante esta parada programada.