La central nuclear de Cofrentes (Valencia) inició el sábado 23 de septiembre su vigésima primera recarga de combustible tras más de 22 meses conectada ininterrumpidamente a la red eléctrica nacional. Una vez más, ENWESA formará parte del grupo de empresas especializadas que entre todas aportarán más de 1.100 trabajadores adicionales a la planta de producción de Iberdrola.

La duración prevista de la recarga es de 35 días para realizar más de 11.000 trabajos planificados, que suponen una inversión de 21 millones de euros.

Se trata de una parada programada en la que se llevará a cabo la sustitución de un total de 252 elementos de combustible de los 624 que componen la totalidad del núcleo. Durante este periodo, ENWESA realizará importantes actividades de mantenimiento de Equipos rotativos, así como la revisión, sustitución y pruebas de tarado de válvulas de seguridad de vapor principal. Actividades para las cuales ENWESA dispone de un equipo altamente cualificado con una cultura de seguridad nuclear forjada a lo largo de sus más de 20 años de experiencia y la fuerte apuesta de la dirección por la formación y el desarrollo tecnológico focalizados ambos en el sector nuclear.

Un aspecto fundamental en la incorporación del personal para recarga es su formación, tanto en aspectos específicos de tecnología nuclear, como en prevención de riesgos laborales, para los cuales se han realizado cursos específicamente diseñados para este fin.